En primera persona

cabecera_primera_persona_isaac-joares

Todos nos quejamos de falta de tiempo, pero podemos compatibilizarlo perfectamente con una buena organización
Tu trayectoria aseguradora está unida a la de tu padre…

Cuando era pequeño, mi padre era agente de banca y trabajaba con varias compañías. Yo empecé muy joven, yendo en bici a cobrar los recibos. Y, ¿sabes qué? Aquello me gustaba. Poco a poco fue creciendo y, un buen día, abrió su propia oficina. Al principio éramos delegación de una compañía. Estuvo allí 25 años y, después, llegué yo, finalizada la carrera universitaria y con la voluntad de ampliar servicios añadiendo la consultoría de asesoramiento fiscal, contable, laboral, jurídico, innovación y tecnología.

Posteriormente, veía que trabajar con una sola aseguradora era difícil y comprendí que sería bueno añadir más, así que en el 2007 nos constituimos en correduría y empezamos a poder ofrecer una gama de seguros en diferentes compañías aseguradoras y cubrir algunas necesidades de nuestros clientes que antes no las podíamos atender. Y aquí estamos.

¿Eres una nueva generación que sucede a tu padre?

Así es. Pero con mi padre fue muy fácil. Desde el principio se percató que se hacía mayor y tenía que dejar paso a gente nueva. Delegó muchas tareas, me dejó hacer y trabajar a mi manera y pasó el testigo de forma muy fácil.

¿La estructura de tu negocio te permite aprovechar las sinergias de los diferentes servicios?
Intentamos aprovecharlas al máximo. La correduría está especializada en Vida Ahorro, Financiero, Riesgo, PIAS, Planes de Pensiones, Primas Únicas… Este tipo de seguros nos aporta mucha información sobre los clientes, fundamentalmente económica. Hemos aprendido a aprovechar los datos de la correduría para la asesoría de empresas y viceversa. Gracias a esta bidireccionalidad hemos podido crecer. Hoy somos 22 personas y contamos con 3 oficinas.

¿Cómo se llega de 0 a 22 personas en un pueblo de 3000 habitantes como Catadau?

Trabajando muchísimo y dando la cara. En poblaciones tan pequeñas tienes que ser muy responsable y dar la cara. El contacto con el cliente es muy directo. Aquí nos conocemos todos y eso es bueno porque aprenden a confiar en ti. A cambio, nosotros no podemos fallar. Es el valor fundamental de nuestro trabajo: volcarnos en el cliente al cien por cien, sobre todo cuando sufre un siniestro.

Hemos podido crecer trabajando para varios municipios próximos. Si no, hubiera sido imposible. Nuestro ámbito de actuación es toda la Comunidad valenciana y también tenemos otra oficina en Alicante. Pero, sí, nacimos en Catadau, aquí está nuestra sede, nuestros principios y valores.

¿Cómo actúa tu competencia?

No veo competencia. Veo personas que prestan un servicio parecido al nuestro, pero no de forma integral. Aquí visitamos al cliente, le preguntamos cuáles son sus necesidades y, después, le asesoramos, revisamos sus contabilidades… Hemos conseguido formar parte de su organización, acompañándole dentro de su estructura. Incluso, te diría, que somos una pata importante que influye en la toma de decisiones. Ése es nuestro valor añadido y ahí es dónde comienza a crearse la dependencia de los clientes con nosotros.

Cada uno de nosotros tenemos tiempo para lo que queremos

Oficinas de Joares
Dime, ¿son fieles?

La mayoría sí. Casi, casi formamos con ellos matrimonios bien avenidos. Aparte del típico seguro, y toda la asesoría que te he comentado, también les ofrecemos protección de datos, formación, innovación y tecnología. Enfocamos la empresa hacia los servicios integrales que puede necesitar cualquier negocio.

Después ocurre que ese negocio está regentado por personas que nos confían sus patrimonios para que los preservemos. Dime, ¿quién ofrece todo esto en el mercado? ¿Qué cliente rompe una relación tan estrecha con un proveedor que se convierte en un consejero de confianza?

¿Cuál es vuestra estrategia para seguir creciendo?
Crecer solos es difícil. Buscamos más colaboradores, personas que se dedican a vender seguros y ofrecer asesoramiento y fidelización. Seguiremos creciendo con corredores y asesorías que no tienen nuestros servicios, pero que pueden incluirlos añadiendo más valor a su empresa. De esta forma creamos barreras para evitar ser atacados por la competencia.

Llevas en E2K unos 4 años. ¿Qué buscabas y qué has encontrado?
Entré porque creo que la unión hace la fuerza y formar parte de este colectivo es importante. Es más fácil negociar con las compañías y existen otros aspectos, como la formación, el marketing o los temas jurídicos, que están magníficamente resueltos.

¿Cómo definirías al corredor de seguros?
Somos un colectivo que no nos vendemos mucho. En las empresas somos más conocidos, pero los particulares no saben que un corredor es un profesional que elige entre diferentes compañías el mejor seguro para ellos. Tenemos que poner los cimientos desde la base: primero que nos conozcan los particulares para que, posteriormente, nos conozca todo el mundo.

Háblanos de tus aficiones

Disfruto mucho viendo fútbol. Soy hincha del Valencia. Lo sigo en los desplazamientos y, como el equipo está donde está, sufro y padezco sus resultados.

Siempre que puedo, practico running y me gusta mucho jugar al pádel.

About David Joares

Mi primer contacto con el mundo laboral fue el sector público, del que aprendí todo lo bueno y lo malo del sistema funcionarial. A partir de aquí me uní a la empresa familiar y desarrolle mis propios retos y negocios. Empresa local y de reconocido prestigio en la población en el asesoramiento. Persona inquieta, con un alto grado de seguir y descubrir la evolución y cambios en el mundo empresarial, con el fin de adaptarse a ellos y aportar el verdadero valor a las personas, unidades económicas y negocios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *