Monthly Archives: noviembre 2014

28Nov/14

Tratamiento CONTABLE Y FISCAL de compra de vehículo para uso particular y empresarial.

La compra de un turismo por parte de una empresa, adquisición considerada como un inmovilizado material para la misma, plantea la problemática de la consideración de éste como uso particular del empresario, como uso de la empresa o como ambos.

Así a efectos del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), el artículo 95.3.2 de la Ley 37/1992, del Impuesto sobre el Valor Añadido establece:

  1. “No obstante lo dispuesto en los apartados anteriores, las cuotas soportadas por la adquisición, importación, arrendamiento o cesión de uso por otro título de los bienes de inversión que se empleen en todo o en parte en el desarrollo de la actividad empresarial o profesional podrán deducirse de acuerdo con las siguientes reglas:”
  2. “Cuando se trate de vehículos automóviles de turismo y sus remolques, ciclomotores y motocicletas, se presumirán afectados al desarrollo de la actividad empresarial o profesional en la proporción del 50 %.”

A estos efectos, se considerarán automóviles de turismo, remolques, ciclomotores y motocicletas los definidos como tales en el anexo del Real Decreto legislativo 339/1990, de 2 de marzo, por el que se aprueba el texto articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, así como los definidos como vehículos mixtos en dicho anexo y, en todo caso, los denominados vehículos todo terreno o tipo jeep.

No obstante lo dispuesto en esta regla 2), los vehículos que se relacionan a continuación se presumirán afectados al desarrollo de la actividad empresarial o profesional en la proporción del 100 %:

  1. Los vehículos mixtos utilizados en el transporte de mercancías.
  2. Los utilizados en la prestación de servicios de transporte de viajeros mediante contraprestación.
  3. Los utilizados en la prestación de servicios de enseñanza de conductores o pilotos mediante contraprestación.
  4. Los utilizados por sus fabricantes en la realización de pruebas, ensayos, demostraciones o en la promoción de ventas.
  5. Los utilizados en los desplazamientos profesionales de los representantes o agentes comerciales.

Los utilizados en servicios de vigilancia. En este sentido, el empresario deberá ver cuál es el efectivo grado de afectación del vehículo a la actividad empresarial, pues la administración “presume” una afectación, y por tanto deducibilidad de la cuota de IVA soportada, del 50%; deberá el empresario acreditar, “por cualquier medio de prueba admitido a derecho”.

 

Desde Joares Consultors SL., esperamos que la información haya sido de su agrado recordándoles que nos tienen a su disposición para cualquier consulta. Gracias

28Nov/14

Se eliminan los requisitos de antigüedad de los vehículos para obtener nuevas autorizaciones de transporte privado de mercancías.

El pasado día 20 de noviembre de 2014 entró en vigor una modificación de la normativa que regula el transporte privado de mercancías, y que afecta a los requisitos para obtener nuevas autorizaciones. Las novedades más importantes son:

1. Se elimina el requisito de la antigüedad máxima del vehículo (5 meses) para las nuevas autorizaciones.

2. Se elimina el requisito de la antigüedad media de la flota (6 años) y del nuevo vehículo (5 meses) para obtener nuevas copias.

3. Se suprimen las restricciones de plazo y antigüedad para sustituir los vehículos y para la modificación de sus características técnicas.

4. Se puede vender el camión adscrito a una autorización sin necesidad de transmitir la totalidad de la empresa.

Esta nueva regulación supone, que cualquier empresa que acredite la necesidad de una nueva autorización para transportar mercancías propias, puede obtenerla sin verse obligada a adquirir un vehículo nuevo (de menos de 5 meses).

Del mismo modo, las empresas que ya disponen de autorización, pueden adquirir nuevos vehículos, sustituir los que ya tiene o transmitirlos sin ningún tipo de limitación.

07Nov/14

¿Cuánto tengo que cobrar si estoy de baja por enfermedad común o accidente no laboral?

ENFERMEDAD COMUN

En primer lugar hay que tener en cuenta, que para tener derecho a la prestación durante el tiempo que se esté de baja por enfermedad común, es necesario tener cubierto un período de cotización mínimo de 180 días dentro de los 5 años inmediatamente anteriores al hecho causante.
Es muy importante, antes de calcular el importe, analizar el convenio colectivo aplicable, ya que algunos convenios complementan la incapacidad temporal. Lo normal es que cobres menos durante la incapacidad temporal, pero si el convenio colectivo
complementa el importe de la incapacidad, la diferencia con tu salario habitual no será grande y en algunos casos ni existirá, ya que en algunos convenios se complementa el 100 % del salario durante la incapacidad temporal.
Una vez precisado esto, vemos como se calcula la base reguladora que se tendrá en cuenta para el abono de la prestación económica de incapacidad temporal para una persona cuyo convenio colectivo de aplicación no contemple el complemento de mejora:

A- Como norma general tomamos la base de cotización del mes anterior, esta te aparecerá en la parte de debajo de la nómina, no debéis confundirlo con el salario que percibís, y la dividimos entre el número de días que estuvo de alta (en el caso de de
salario mensual será 30 y 28, 29,30 o 31 si tiene un salario diario).
B- En el caso de un trabajador a tiempo parcial será el resultado de la suma de las bases de cotización acreditadas durante los 3 meses anteriores a la fecha del hecho causante entre el número de días efectivamente cotizados en dicho período.
Por tanto el cobro de la prestación económica será de la siguiente manera:
– Los tres primeros días no se percibe subsidio
– Del cuarto al vigésimo día de la baja se le abonará el 60 % de la base reguladora.
– A partir del vigésimo primer día se recibe el 75 % de la base reguladora.

07Nov/14

¡¡IDEA + PRESTACIÓN POR DESEMPLEO = NEGOCIO PROPIO!!

inspiracion-idea-de-negocio

Si tienes una idea de negocio y estás cobrando el paro, tienes una muy buena opción para poder llevarla a cabo: el PAGO ÚNICO, que te permite cobrar en un solo pago todo o parte del importe pendiente de la prestación por desempleo, y poder destinarlo a esta idea.
¿Qué requisitos debes cumplir?
1. No haber iniciado la actividad económica.
2. Tener pendiente de recibir, al menos, tres mensualidades.
3. No haberse beneficiado de otro pago único en los 4 años anteriores.
4. Acreditar el alta como autónomo o la incorporación como socio trabajador de una cooperativa, sociedad laboral o mercantil e iniciar la actividad en el plazo máximo de un mes desde la fecha de aprobación del pago único.
5. Justificar la inversión de inicio de la actividad.
Modalidades para percibir la prestación:
1. Percibir en un sólo pago la cantidad que justifiques como inversión inicial de la actividad, con el límite máximo del 60% del importe total pendiente de percibir. El resto hasta el 100% se cobra mediante compensación de las cuotas de autónomo.
2. Percibir el 80% para hombres menores de 30 años y mujeres menores de 35, en la fecha de la solicitud. Y el resto mediante compensación de las cuotas de autónomos.
3. Percibir exclusivamente la cantidad que se justifique como inversión.
4. Obtener exclusivamente el importe total de la prestación pendiente de percibir para la compensación de las cuotas mensuales de Autónomos.
5. Percibir el 100% de la prestación para personas con un grado de discapacidad superior al 33%.

Ahora que ya sabéis en qué consiste la Capitalización del paro únicamente falta que os lancéis a poner en marcha vuestro propio negocio. Y desde Joares Consultors, os animamos a que comencéis ya esta aventura y acudáis a nosotros si lo necesitáis.

Estaremos encantados de poder ayudaros y acompañaros de la mano en esta nueva etapa.

07Nov/14

Cómo fraccionar o aplazar las deudas con Hacienda

Solicitudes-de-aplazamiento-de-impuestos

La falta de liquidez suele ser uno de los problemas más caracteristicos para la actividad empresarial en la actualidad. Esta situación se agrava en el momento en que hay que pagar los impuestos. Sin embargo hay una manera de solventar, al menos temporalmente, esta situación si solicitamos un aplazamiento o fraccionamiento de las deudas con Hacienda.
Esta solicitud se puede realizar tanto para las cuotas que deberíamos pagar por las liquidaciones trimestrales como anuales, como para las deudas anteriores. La única excepción legal en estos casos son las retenciones de los trabajadores y profesionales, que son inaplazables.

¿Cómo se solicitan?
La solicitud se puede presentar por vía telemática a través de la web de la AEAT. En ella se hace constar el importe de la deuda, los plazos en los que se quiere fraccionar y la fecha en la que se desea empezar a realizar los pagos. Los plazos siempre se fijarán los días 5 ó 20 de cada mes.
Habrá que presentar una solicitud por separado por cada impuesto que se quiera aplazar o fraccionar. Además habrá que indicar el motivo por el que se solicita el aplazamiento y el número de cuenta a través del que se harán efectivos los pagos.
Las deudas de importe inferior a 18.000 euros no necesitan aval. Para las que superen esa cantidad habrá que presentar garantías en forma de aval bancario, garantía hipotecaria o seguro de caución.

Condiciones del fraccionamiento o aplazamiento
Lo que sí debemos saber es que pedir un aplazamiento de deudas con Hacienda cuesta dinero, ya que va acompañado del tipo de interés que se estipula cada año en los Presupuestos Generales del Estado. Si se presenta un aval, el interés aplicable es el interés legal del dinero (el 4% 2.014). Si el aplazamiento se solicita sin garantías, entonces se fija el interés de demora, en torno a un 5%.
Una vez que la Administración estudia la operación comunica al contribuyente si se concede el aplazamiento, con el número de pagos a realizar, su importe y la fecha en la que se cargarán en la cuenta del contribuyente las cuotas a pagar.
También hay que tener en cuenta que en caso de que el aplazamiento se conceda y el contribuyente no haga efectivo el pago de alguno de los plazos el aplazamiento se anula, Hacienda volcará la deuda pendiente de pago y requerirá el pago de la totalidad de la misma.

05Nov/14

¿Qué es la formación continua?

Ayudas a la contratación

La Formación Continua es una formación bonificada, sin coste para las empresas españolas, gestionada y controlada a través de la Fundación Tripartita, de acuerdo a la normativa vigente que recoge el Real Decreto 395/2007.

¿En qué consiste?

Las empresas disponen de un crédito anual para financiar la formación de sus trabajadores. La cuantía que le corresponde a cada empresa varía en función del número de trabajadores en plantilla y la cantidad ingresada por la empresa en concepto de cuota de Formación Profesional durante el año anterior.

Este crédito es anual y no acumulable, es decir, si no se consume durante el año correspondiente, se pierden.

Los créditos se hacen efectivos mediante la aplicación de las bonificaciones a la Seguridad Social, una vez realizada y abonada la formación por la empresa.

¿Quién puede realizar Formación Continua?

Tienen derecho a esta formación todos los trabajadores que estén acogidos al régimen general, independientemente del tipo de contrato y número de horas que estén contratados.

Son beneficiarias de la Formación Continua todas las empresas españolas que coticen por la contingencia de Formación Profesional, y que estén al corriente de sus obligaciones con Hacienda y la Seguridad Social.

Los cursos de Formación Continua deben estar relacionados siempre con la actividad que preste el trabajador en la empresa.

La formación aporta los siguientes beneficios a su empresa:

  • Mejora la cualificación de sus trabajadores.
  • Un trabajador formado, es un trabajador más motivado y comprometido con su empresa.
  • Permite que sus empleados mejoren su desarrollo profesional e incrementen su productividad.
  • Tener una plantilla formada aumenta la competitividad de su empresa, y por tanto, los beneficios de ésta.

Fuente: Grupo 2000